American Airlines y el Aeropuerto Internacional de Miami zanjan disputa

1219

Foto: Enos Moura Filho

El Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) y American Airlines lograron solucionar una disputa sobre un nuevo sistema de equipaje al aceptar el arranque del sistema en aproximadamente un mes, informaron las dos partes. Directivos del aeropuerto y autoridades federales de transporte habían dicho desde hace algún tiempo que el sistema de equipajes, construido a un costo de $215 millones, en la nueva Terminal Norte estaba listo para comenzar a operar.

Sin embargo, American, al temer la pérdida o daño de maletas, había evitado manejar el equipaje de sus pasajeros en la red de 14 millas de bandas transportadoras, rampas y equipos de detección de explosivos. La aerolínea había asegurado que el nuevo sistema —cuya construcción tuvo un atraso de más de 5 años y terminó costando el doble de lo planeado originalmente— no podía manejar el aumento de tráfico internacional de American en el MIA. La aerolínea necesita transferir rápidamente las maletas entre los vuelos de conexión.

American, al alertar de un “daño catastrófico potencial” en sus operaciones si el sistema falla, había exhortado al aeropuerto a que la dejara seguir usando el sistema antiguo mientras se hacían mejoras en el sistema de control del nuevo sistema.

Mientras tanto, directivos del aeropuerto querían arrancar el nuevo sistema porque el MIA enfrenta una creciente posibilidad de excederse en el costo de construcción porque no puede completar la última parte de la Terminal Norte hasta que elimine el viejo sistema de equipaje.

Finalmente, en enero, la Administración de Seguridad en el Transporte, que pagó $76.4 millones del proyecto, le pidió al aeropuerto que comenzara a usar el sistema, lo que presionó al MIA y a American para resolver el estancamiento.

La semana pasada, directivos del MIA y la aerolínea se reunieron varias veces para establecer los términos bajo los que American comenzaría a usar el sistema, lo que distendió una disputa que habría llevado a American a amenazar con una demanda.

Según José Abreu, director del aeropuerto, ambas partes concordaron en que si el nuevo sistema no logra cumplir ciertos criterios de rendimiento —como detenerse por muchas maletas atascadas— regresarían al viejo sistema mientras permiten a American que actualice el software. Los directivos del aeropuerto acordaron no retirar el viejo sistema hasta que el nuevo demuestre que puede cumplir su cometido.

Abreu dijo que las partes todavía tienen que trabajar en algunos detalles, como la forma en que la aerolínea cambiará gradualmente sus vuelos al nuevo sistema. “Nosotros estamos felices. Ellos están felices”, dijo el viernes Abreu.

“Creo que todo el mundo actúa de buena fe”. Martha Pantin, portavoz de American, expresó en un comunicado que las partes “acordaron llevar a cabo este mes una prueba en vivo con equipaje. Agregó que “se están poniendo a punto los detalles”.

El sistema Siemens puede revisar y trasladar 6,400 maletas por hora a los aviones, a diferencia del sistema que funciona ahora, que lleva las maletas en camión desde un almacén central. El sistema es el mayor que incorpora instrumentos de detección de explosivos, lo que simplifica el proceso de revisión del equipaje.

Autor: El Nuevo Herald

Fuente: www.elnuevoherald.com

Publicidade