Analistas ven que BoA puede monopolizar mercado aéreo

487
Foyo: Enos Moura Filho

La empresa estatal Boliviana de Aviación (BoA) puede monopolizar el servicio de transporte aéreo si es que la situación de AeroSur empeora hasta llevarla al cierre, advierten los analistas Wilson Villarroel y Armando Álvarez. En criterio de estos expertos, ese riesgo está latente porque esa empresa privada adeuda al fisco más de 1.000 millones de bolivianos por tributos.

“Causa verdadera alarma el que la empresa AeroSur enfrente deudas impagas con la administración tributaria, lo que eventualmente podría llevar a una situación previsible de quiebra si es que no se toman las medidas y los recaudos oportunos”, señaló Villarroel, ex superintendente de Transportes.

En su criterio, la crisis por la que atraviesa esa empresa privada puede derivar en el cierre de operaciones, lo que dejaría a BoA el mercado aeronáutico nacional, con lo que asumiría “una presencia hegemónica y hasta monopólica en ciertas rutas del territorio boliviano”.

Considera que es peligroso que se pueda llegar a esa situación porque el principal perjudicado será el usuario, debido a que puede bajar la calidad de su servicio o aumentar las tarifas. “El hecho de que haya un operador que actúe en forma monopólica no es el mejor de los escenarios, es siempre deseable que haya posibilidad de elegir el servicio público que a uno le interese”, aseguró. Similar es el criterio de Álvarez, quien explicó que en caso de que AeroSur no pueda cumplir sus obligaciones y deje de operar, BoA tendrá que cubrir el vacío que deje esa empresa.

“El problema de todo monopolio es que generalmente los que sufren son los usuarios porque el servicio tiende a no ser el adecuado, y al no tener los usuarios otras alternativas, no le queda más que aceptar las condiciones y el tipo de servicio que le da la empresa dominante que opera en el mercado”, afirmó. Recordó que similar situación se presentó cuando el LAB dejó de operar, porque AeroSur se constituyó en la empresa dominante del mercado y el servicio que brindaba se deterioró, pero mejoró cuando apareció BoA.

Según Álvarez, si bien en la actualidad hay otros operadores como el TAM, Amaszonas o Aerocon, estas empresas no tienen la suficiente capacidad para atender la demanda, por lo que deben hacer inversiones. Villarroel dijo que el cierre de operaciones de AeroSur es una amenaza latente “que genera incertidumbre y zozobra en los usuarios y el mercado”, por lo que espera que las autoridades tomen los recaudos necesarios.

Fuente: www.fmbolivia.tv