Swiss transportó 1,6 millones de pasajeros en España en 2011, un 26% más

379
Foto: Enos Moura Filho

La compañía aérea Swiss, perteneciente al grupo Lufthansa, transportó en España a 1,6 millones de pasajeros en 2011, lo que supone una mejora del 26% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, segúin informó el director de la aerolínea para España y Portugal, José Luis López.

De cara a 2012, la compañía apuesta por consolidar el crecimiento registrado el año pasado y prevé registrar un incremento de los pasajeros situado entre el 5% y el 6%. Este incremento de los pasajeros se produjo gracias a la apuesta de la compañía por el mercado español, que le llevó a incrementar en 2011 el número de vuelos en un 30%. Concretamente incrementó su oferta desde las cinco aeródromos en los que está presente, Madrid-Barajas, Barcelona-El Prat, Málaga, Palma de Mallorca y Valencia.

Desde Madrid mantuvo en 2011 unos 42 vuelos semanales, desde Barcelona 57, 16 desde Valencia y once desde Palma, especificó López. Como principales novedades, el año pasado aumentó a tres las frecuencias diarias desde Madrid a Ginebra, hasta dos vuelos diarios desde Málaga, dos desde Palma los fines de semana y un tercer vuelo en Valencia.

En cuanto a la evolución del grupo a nivel global, López destacó que transportó 15,3 millones de pasajeros en 2011, lo que supone un aumento del 8,1%, con una ocupación de los vuelos del 81,8%. La compañía cambió de logo en 2011 hacia la cruz suiza para orientar la imagen corporativa a plasmar los estándares de calidad de la compañía. Swiss registró en 2011 unos beneficios operativos de 306 millones de francos suizos (unos 253 millones de euros), lo que supone un descenso del 17% con respecto al año anterior pero un buen nivel teniendo en cuenta el deterioro de la economía europea y el encarecimiento de los precios del crudo.

El negocio se vio impactado en 2011 por los problemas de Japón por el tsunami y posterior crisis nuclear y por el tipo de cambio euro-Franco suizo. Aún así, la apuesta por la calidad de la compañía se plasma en una inversión de 2.000 millones de francos suizos (1.659 millones de euros) en mejoras de la clase business y compra de nuevos aviones.

Concretamente, tiene pendientes de entrega cuatro unidades del A330-300, cuatro aviones A320 y 30 aeronaves Cseries de Bombardier para vuelos regionales y acaba de incorporar a su flota la nueva clase business con asiento totalmente reclinable que se convierte en cama. En cuanto a su actividad en vuelos intercontinentales, Swiss recordó que ha retomado los vuelos hacia Pekín desde Zurich a bordo de un A340. Hasta mayo se operarán cinco vuelos semanales y a partir de este mes las frecuencias serán diarias.

RACIONALIZACIÓN DE TARIFAS.

El grupo destacó que gracias a la racionalización de las tarifas se está consiguiendo mantener la demanda en clase ‘business’, aunque subrayó que el mercado europeo ‘premium’ se ha resentido por la situación económica. López señaló que por el momento no tienen planes de crecimiento para Latinoamérica, donde solo mantienen un vuelo a Sao Paulo aunque señaló que quizás sí podrían hacer algo en el nuevo aeropuerto de Brandemburgo de Berlín, que se inaugurará el próximo mes de junio. Sobre la quiebra de Spanair, compañía que pertenecía a su misma alianza, Star Alliance, Swiss aseguró que su cese no ha influido en nada en sus planes en España y consideró poco probable incorporar pilotos de la compañía catalana a su plantilla dado que sus efectivos tienen que hablar además de inglés, alemán y francés.

Fuente: www.europapress.es

Publicidade